Rechazo gremial a la idea del Gobierno provincial dejar de lado la cláusula gatillo

La muestra de insatisfacción surgió ante las declaraciones del ministro de Gestión Pública que pusieron en duda la continuidad de la herramienta de actualización salarial. “La solución es que no haya inflación, que tengamos una economía estable" pero “fue útil para no perder el poder adquisitivo de los trabajadores", sostuvo la titular del gremio mayoritario docente. El vocero del Gobierno desveló que se planea reemplazar el método por una "suma fija en cuenta de las paritarias". Conocé qué dijeron desde los demás sindicatos de estatales.

Durante la mañana de este martes, el Gobierno de Omar Perotti dejó ver que podría discontinuarse la vigencia de la cláusula gatillo. la reacción de los gremios estatales fue inmediata y dieron su parecer a la prensa.

Fue así que la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso, defendió la aplicación de la herramienta de actualización salaria.  “Fue útil para no perder el poder adquisitivo de los trabajadores. En una economía con un nivel de inflación como el que tenemos, es una forma de actualización. No es la única, pero desde Amsafé pensamos que fue útil”.

En ese sentido continuó: “La solución es que no haya inflación, que tengamos una economía estable, que un docente gane lo que tiene que ganar y no que esté por debajo de la línea de la pobreza”. Concretamente, desde Amsafé rechazaron la idea del gobierno de dejar de lado la cláusula gatillo.

Por su parte, el secretario general de Sadop Santa Fe, Pedro Bayúgar, puso paños fríos sobre el asunto al señalar que se trata de rumores que provienen desde la esfera nacional. Según el dirigente “se aplicará consecuentemente lo que se establezca en la paritaria nacional”.

No obstante, adelantó que los docentes privados analizarán lo que se les proponga “a cambio de la cláusula gatillo: si es más beneficioso, ningún problema; si es peor, se verá. No hay que ser dogmáticos. Hay que elegir el mejor método». Además consideró que «la provincia esté en condiciones de decidir el método, cuando en realidad está viendo cómo pagar los salarios”.

La representación de la Administración central.- 

Desde ATE, su secretario general, Jorge Hoffman, expresó que es necesario que la oposición vote la emergencia económica para garantizar el pago de sueldos en tiempo y forma. Asimismo, advirtió que la cláusula gatillo debe discutirse en la paritaria.

Sostuvo que a pesar de la aplicación de la cláusula, en la actualidad “los empleados públicos ganan menos que en 2015”; por lo que reclamó “una ecuación” que permita calcular los aumentos de tal forma que los estatales “no pierdan en enero y febrero” hasta que comience la discusión salarial.

En UPCN se mostraron en consonancia con Perotti. Fue así que Jorge Molina, titular del capitulo local del gremio sostuvo que se puede negocia “otra política que no sea la cláusula gatillo. Existe la posibilidad de pensar en otras estrategias que permitan garantizar el mantenimiento del empleo y del cobro de los salarios”.

Salud.- 

Néstor Rossi, secretario general de Amra, aseguró que “la cláusula gatillo es lo que corresponde” y se mostró en desacuerdo con las sumas fijas, ya que eso implica perder ante la inflación: “Si llegan a decretar un porcentaje único o una suma fija, a los tres meses tenemos que estar sentados de nuevo discutiendo un nuevo incremento”.

 

 

Martes, 21 de enero de 2020.-