Preocupación en la Sociedad de Quinteros por cambios en la Afip

Por disposición de la AFIP, desde el 1 de abril, los monotributistan deberán contar con un controlador fiscal. Desde la Asociación plantean que esta nueva tecnología totalmente inviable por la forma de comercialización por las conexiones y por el precio de los equipos ya que los mismos rondan los $31000. El diputado Luis Rubeo solicita al Gobierno provincial que inicie acciones para no perjudicar el comercio minorista.

A partir del 1° de abril, deberán emitir factura electrónica los monotributistas de la Categoría A, la más baja, en sus operaciones con responsables inscriptos o sujetos exentos, según un cronograma que inicio en agosto de 2018.

Este nuevo proceso, requiere de un gasto importante para los pequeños comerciantes. Es por eso que el diputado provincial, Luis Rubeo, junto a la actual concejal de la ciudad de Santa Fe, Marcela Aeberhard, visitaron la Sociedad de Quinteros de la ciudad de Santa Fe, meses atrás para escuchar sus reclamos.

“Allí recibimos los reclamos de pequeños productores del complejo hortícola de la ciudad de Santa Fe, representados por la Sociedad de Quinteros de Santa Fe. Pensemos en la realidad comercial diaria de un productor de acelga, que la vende en su casa o en un pequeño galpón en donde se le juntan 4 clientes; ¿Cómo hace para emitir factura electrónica? Que en su mayoría son personas mayores que no cuentan con las herramientas para poder confeccionar facturas electrónicas ni utilizar un controlador fiscal”, señaló Rubeo.

Asimismo, explicó que dentro de ese grupo en alerta, están los kioscos, minimercados, almacenes de barrios, peluquerías, y otras actividades, que lo están haciendo para subsistir y les significa un alto costo tener que adquirir un equipo homologado.

El Controlador Fiscal, una de las opciones que establece el AFIP para los monotributistas, para el caso que se nos plantea para nuestros quinteros es inviable por la forma de comercialización por las conexiones y por el precio de los equipos ya que los mismos rondan los $31000.

“Entendemos que el reclamo puntual de la Sociedad de Quinteros de Santa Fe, debe analizarse y apoyarse para encontrar una solución que en la actualidad sería la suspensión de la emisión de factura electrónica o utilización de controlador fiscal para los monotributistas categoría A y B que se dediquen a actividades primarias, venta de frutas, legumbres, verduras y hortalizas, fruterías y verdulerías. Le pido a Miguel Lifschitz que se ocupe de gestionar ante Nación las acciones necesarias para que esto no perjudique al comercio minorista”, finalizo Rubeo.

Viernes 15 de marzo de 2019-.