Al respecto, Rossi expresó su deseo que el oficialismo lo acompañe, y explicó: “Ante esta situación, el Congreso no puede estar ajeno y debe dar respuesta. La comisión especial es un instrumento válido para asistir a la justicia a desentrañar todo lo que está sucediendo que involucra a los tres poderes del Estado”.

El jefe de bloque de Diputados agregó que espera que el proyecto tenga el consenso necesario entre todas las fuerzas políticas y que el oficialismo acompañe, a fin de ir descubriendo claramente estas acciones delictivas que afectan a la institucionalidad y al Estado de Derecho.

Por su parte, el senador Fuentes dijo: “Estamos ante la sospecha de que esto es algo sistemático que abarca a importantes sectores del poder judicial”. Y agregó: “El control del sistema democrático establece una clara división de poderes y la injerencia del Poder Ejecutivo es causal de juicio político. Esta situación se ha hecho pública, se jactan de que haya una mesa judicial. Ese organismo paraestatal para influir sobre la justicia argentina son las cosas que esta comisión tiene que investigar”.

En la misma línea, el diputado Moreau agregó: “Es absolutamente imprescindible que el parlamento encare esto con un sentido muy plural porque no es algo que afecta a un sector político particular, sino que afecta al conjunto de partidos y de la democracia argentina”.