Jatón se reunió con Perotti en busca de acuerdos a partir de diciembre

El electo intendente de Santa Fe fue recibido por el futuro gobernador el pasado jueves. En estricta intimidad, analizaron la deuda que deberá enfrentar en la Ciudad, los recursos municipales en 2020 y la inseguridad.

Problemas para cumplimentar con los servicios y prestaciones fundamentales, obligaciones impagas con proveedores, precarización laboral, obras sin concluir y una deuda superior a los millones de pesos fueron los principales ejes planteados por Emilio Jatón en el encuentro, que se llevó a cabo días atrás en la capital de la provincia y que no debía trascender de manera pública. Según se pudo saber, Omar Perotti aprovechó la ocasión para recalcar su preocupación por los altos índices de inseguridad y violencia registrados en Santa Fe, para quien es parte del Frente Progresista gobernante.

El cónclave surgió días antes de la reunión que el socialista emprendiera con José Corral y ameritó la presencia de colaboradores de peso de ambos dirigentes para avanzar en temas comunes e incluso en los escenarios políticos posibles tras el paso de Cambiemos. Es que tras doce años de gestión radical, equidistantes entre la discusión entre el Intendente saliente y el entrante, el justicialismo local con cuatro ediles en el Concejo y minoría desde diciembre, puede ser garantía del gobierno de la capital santafesina.

Es un secreto a voces que ante un año complejo por venir, la gestión Jatón «dependerá en parte de los acuerdos que puedan generarse con la Provincia», explicaba un hombre cercano al socialista, quien también reconoció la buena relación que une a ambos desde épocas donde Perotti conducía los destinos de la ciudad de Rafaela y el actual concejal ejercía su profesión periodística. Dicha confianza también permitió que la agenda de la mesa incluya conversaciones, según allegados a ambos dirigentes, relacionadas con la denominada «estructura territorial» que necesitará para mantener los ánimos calmos en un fin de año que se avizora difícil en materia social.

Ocurre que con fuerte presencia territorial, intervención de entidades vecinales y una estructura de peso en los barrios, el radicalismo pudo asegurar la continuidad de su gestión sin sobresaltos mayores. Propios y extraños del Frente Progresista dudan lograr el mismo resultado desde el próximo mes de diciembre; en vistas de un 2020 complejo en materia económica y financiera, muchos reconocen que más allá del triunfo de e incluso a través de proyectos provinciales que han mejorado la vida de miles de ciudadanos, la gestión provincial no ha logrado instalar dirigentes locales de magnitud suficiente, tal como sucedió en Rosario.

Sin la posibilidad certera de contar con el envío de recursos que solamente pueda brindar el gobierno de la Provincia de la mano de Perotti, no son pocos quienes estiman negociaciones de peso con el peronismo foráneo. Vale decir que en el cónclave entre el ex senador por La Capital y el rafaelino, se propuso contar con un canal de comunicación mucho más amplio que el ejercido por José Corral, un hombre muy poco adepto al diálogo con el Concejo e incluso con los propios mandatarios provinciales en los últimos años. Aunque comunicador y de bajo perfil, conocedor de las susceptibilidades en el propio Frente Progresista, habría sido el propio Emilio Jatón quien habría solicitado que no trascienda este encuentro: ni siquiera el Gobernador Miguel Lifschitz habría sido anoticiado de lo ocurrido.  

 

Viernes, 11 de octubre de 2019.-