El Gobernador Lifschitz ratificó la vigencia de la clausula gatillo

En medio de la corrida cambiaria y la incertidumbre económica post elecciones, el mandatario provincial aseguró que tomó la decisión de cumplir con la herramienta de actualización salarial por inflación. Cabe recordar que este lunes el dólar llegó a los 61 pesos empujando hacia arriba al IPC por lo que la administración socialista sigue muy de cerca el comportamiento de la macroeconomía del país.

Horas después de las PASO del domingo, el dólar se disparó mientras el Banco Central miraba sin intervenir. Esto produjo una corrida cambiaria que elevó la moneda estadounidense a 61 pesos. En medio de esta turbulencia, el Gobierno de la provincia de Santa Fe se mantenía expectante ya que los sueldos de los empleados públicos cuentan con una herramienta de compensación por inflación: La cláusula gatillo.

“Asumimos una decisión política de no parar la obra pública, de pagar la cláusula gatillo, de pagar el 82 por ciento móvil a los jubilados”, expresó Lifschitz en contacto con la prensa de la ciudad de Rosario. En esa línea, sostuvo que “el peronismo va a recibir una muy buena herencia» y aseguró que van a dejar «una provincia con cuentas ordenadas”.

Amén de esto, hizo referencia a la gravedad de la situación económica del país. “El ministro de Hacienda Gonzalo, Gonzálo Saglione está más preocupado que nunca porque en estos procesos de devaluación, se desata la inflación. La devaluación se traslada a precios y ya vemos cómo supermercados remarcan, mayoristas retiran productos. Cuando la gente está apretada no paga impuestos, tasas, ni tarifas y va a repercutir no solo en la Provincia sino en los Municipios”, espetó el mandatario.

 

Miércoles, 14 de agosto de 2019.-