Deuda Pública: El Ministro de Economía expuso ante el Congreso

Como se había convenido luego de la aprobación de la ley de sostenibilidad, Martín Guzmán llegó hasta la Cámara de Diputados para brindar los detalles de la negociación con el FMI. “Hay una voluntad firme de pagar la deuda, pero el problema es que no hay capacidad para hacerlo”, fue una de las frases que destacaron en lo que va de la exposición del funcionario.

Desde las 17 horas de este miércoles, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, brindó detalles sobre la negociación de la deuda pública externa ante la oposición e importantes referentes sociales, gremiales y empresariales. Señaló que no hay forma de pagar lo que se le debe al Fondo Monetario Internacional amén de haber voluntad de hacerlo. Asimismo, anticipó que la propuesta que realizará a los acreedores en las próximas semanas “no será amigable ni agresiva, sino sostenible”.

“No vamos a permitir que fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política macroeconómica. El sendero fiscal monetario y financiero es un sendero que definimos nosotros”.

En el lapso de una hora, aproximadamente, el titular de la cartera más caliente de la Argentina enumeró una serie de cifras y indicadores muy poco alentadores. Sin atacar directamente a la ex administración Cambiemos describió la “profunda crisis económica y social” que atraviesa el país. 

Además, marcó algunos de los objetivos macroeconómicos del Gobierno de Alberto Fernández y consideró “factible” alcanzar el equilibrio fiscal en 2023, a la vez que sostuvo que “para poder pagar la deuda, Argentina tiene que crecer, y para poder crecer se tiene que quitar de encima el peso de una deuda que asfixia”.

En ese sentido, advirtió: “El país padece una carga de deuda insostenible, que de no resolverse profundizaría el descalabro macroeconómico y el desarrollo que el país venía experimentando”.

Para el funcionario, resolver la deuda debe ser un proceso que se dé “de la forma más ordenada posible”, y con eso “sentar un ejemplo a nivel mundial”. Para ello, el primer paso es «alcanzar una solución sostenible: que el resultado que se alcance en la reestructuración le permita a la Argentina crecer y sostener en el tiempo ese crecimiento”, explicó.

Enfatizó luego que “esta es una crisis en la que todas las partes tienen responsabilidad: Argentina; los bonistas -que decidieron apostar cubriéndose de riesgo y cobrando tasas altas por si la cuestión iba mal-; y el FMI, que realizó el préstamos más grande de su historia, que no se utilizó en absoluto para aumentar la capacidad productiva del país, por el contrario, se utilizó para pagar deuda en una situación insostenible, y para financiar la salida de capitales”.

Cerca del final, tras la preguntas de los legisladores opositores, Guzmán aseguró: «Nosotros tenemos el control de la situación. Argentina no está permitiendo que haya condicionalidades al programa económico que se está implementando”.

 

con información de parlamentario.com/Carolina Ramos

 

Miércoles, 12 de febrero de 2020.-