Coronavirus: La Argentina está bajo cuarentena obligatoria

Fue comunicado por el Presidente de la Nación en la noche de este jueves, tras mantener una reunión con todos los gobernadores del país. Desde las 0 horas de este viernes y hasta las 24 del 31 de marzo regirá el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio para todos los ciudadanos argentinos y aquellas personas que residan dentro del territorio. Las fuerzas de seguridad serán la herramienta de control según figura en el decreto 297 que instrumenta la orden. La violación de la cuarentena prevé sanciones legales. Conocé qué sectores de la economía, la producción y de servicios están exceptuadas.

El mundo enfrenta desde finales de enero un crecimiento exponencial en los contagios del nuevo coronavirus COVID-19 que se originó en la provincia china de Wuhan y luego se esparció hacia otros continentes. Italia, España, Irán son las naciones que encabezan el ranking de los más afectados con centenares de muertos y miles de contagiados.

“es una medida excepcional que dictamos en un momento excepcional, pero dentro del marco que la democracia permite»

Argentina, si bien no presenta este escenario de gravedad, ya hay 128 casos confirmados del virus, dos de los cuales pertenecen a Santa Fe. En aras de aprovechar el tiempo como medida de prevención, el Presidente Alberto Fernández, tras una reunión con los Gobernadores de las 24 provincias, comunicó en cadena nacional que la Argentina entra en Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

 

Fue a través del decreto de necesidad y urgencia 297/2020 que se dispuso que «todas las personas que habitan en el país o se encuentren en él en forma temporaria, la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio” (…). Regirá desde el 20 hasta el 31 de marzo inclusive del corriente año, pudiéndose prorrogar este plazo por el tiempo que se considere necesario en atención a la situación epidemiológica».

A través de esta norma se busca restringir la circulación innecesaria de personas en aras de «planchar la curva» de contagios. La orden, además de ser de caracter preventivo, responde también a la falta de acatamiento ciudadano de las sugerencias hechas por el Ministerio de Salud de la Nación, basadas en las informaciones de la Organización Mundial de la Salud y de las experiencias de otros países que están combatiendo la pandemia.

Hicimos mucho esfuerzo para que la gente comprenda que se tenía que aislar. Suspendimos las clases, promovimos el trabajo a distancia, dictamos asuetos administrativos. Y sin embargo seguimos teniendo problemas de gente que no entiende que no se puede circular porque expone al otro”, expresó el Presidente en su discurso.

El impacto de la disminución del ritmo en las actividades de la vida diaria y el encauce de recursos públicos a la salud implicarán un golpe económico de gran escala. Es lo que prevén desde el Gobierno nacional y las administraciones provinciales. Es por eso que el decreto exceptúa a las ramas de producción, distribución y venta de alimentos; la prestación de servicios básicos (seguridad, salud y transporte) y otras de vital importancia del peso de la cuarentena. Así se puede ver en el artículo 6 del DNU.

Uno de los grandes ejes de la comunicación de Fernández fue que las fuerzas de seguridad de jurisdicción nacional en conjunto con las de cada distrito serán las herramientas de control del cumplimiento de la cuarentena total. » la Prefectura, la Gendarmería y la Policía Federal, junto con las policías provinciales estarán controlando quién circula en las calles», sostuvo. En esa línea, advirtió: “Vamos a ser muy severos, porque la democracia nos los exige”. 

Al final de su alocución, el Presidente de la Nación -tras apelar a la responsabilidad social de cada uno de los argentinos, apuntó: “Hemos tenido la suerte de que la pandemia haya llegado más tarde, pero nada tiene sentido si los argentinos y argentinas no hacen su parte. Allí está el principal foco de contagio”.

 

Viernes, 20 de marzo de 2020.-